Aprenda habilidades y conductas nuevas.

Recuerde que durante años usted ha integrado la conducta de fumar a sus actividades cotidianas, ahora que ha tomado la decisión de dejar de fumar deberá cambiar estas asociaciones y aprender nuevas formas de enfrentamiento de los problemas y de las emociones.

Muchos fumadores utilizan al cigarrillo como una forma de evadir los problemas o de “acallar” sus emociones, este es el momento ideal para cambiar estos patrones disfuncionales. A continuación le damos una serie de sugerencias que le podrán ser útiles en este proceso de cambio:
  • Cuando sienta ganas de fumar no se deje atrapar por este pensamiento, rápidamente trate de cambiar de actividad. Hable con alguien, salga a caminar, escuche música, ocúpese con una tarea que capture su atención.
  • Los primeros días después de haber dejado de fumar cambie sus rutinas, especialmente las que asociaba con el tabaquismo. Por ejemplo, si fumaba después de los alimentos, ahora no haga sobremesa; si acompañaba el café con un cigarro ahora tome té o alguna otra bebida.
  • Haga algo para reducir la tensión emocional. Tome un baño caliente, haga ejercicio o lea un libro. Si su trabajo o actividades cotidianas le generan mucho estrés, antes de dormir realice un ejercicio de relajación o escuche música suave con los ojos cerrados durante 10 minutos.
  • Planee hacer cada día algo que disfrute. Regálese actividades o cosas que le hagan sentir feliz, está haciendo un gran esfuerzo así que se lo merece.
  • Beba mucha agua y otros líquidos. Si toma café sustitúyalo por café descafeinado. En estos primeros días trate de evitar las bebidas alcohólicas.
  • Cuide su alimentación, prepárese refrigerios a base de frutas y verduras, esto evitara que su peso se incremente. Evite los alimentos chatarra. Recuerde que su organismo está empezando a desintoxicarse y la alimentación balanceada es fundamental en este proceso.
  • Si es el tipo de fumador que extraña traer el cigarrillo en la boca y en las manos apóyese con un pedazo de zanahoria, apio, canela en rama, un palillo de dientes, dulces o goma de mascar sin azúcar. Resulta de gran utilidad una varita del árbol de orozús que podrá conseguir en las tiendas naturistas.