Propósito de Año Nuevo: Aprender a vivir sin fumar
Citar como: Ponciano RG & Morales RA. Propósito de año nuevo: aprender a vivir sin fumar. Gac Fac Med 25 de febrero 2002. pp 8-9.

Dra. Guadalupe Ponciano Rodríguez, Psic. America Morales Ruiz
Clínica Contra el Tabaquismo, Facultad de Medicina, UNAM.


Como todos los inicios de año, los seres humanos nos planteamos nuevas metas que por diversas circunstancias no hemos logrado cumplir con anterioridad: bajar de peso, hacer ejercicio, cambiar de trabajo, dejar de fumar, etc, etc. Siempre encontramos alguna excusa para retardar el cumplimiento de éstas:
- Mañana empiezo....
- Hoy no puedo...
- Ahora tengo muchos problemas...
- En mi cumpleaños....
- Es muy difícil, tal vez el próximo año....
- Ahora tengo mucho trabajo, en cuanto me desocupe...
- En cuanto quiera empiezo, lo que ocurre es que ahora no quiero...
- No sé cómo hacerle....

Así podríamos hacer largas listas de pretextos, que aparentemente son válidos o al menos tratamos de hacer válidos, hasta que terminamos olvidándolos... hasta el próximo año nuevo. A través de este artículo quisiéramos estimular a nuestros lectores a cumplir al menos con una de estas metas: APRENDER A VIVIR SIN FUMAR. Suena bien empezar el año libres de humo de tabaco, pero suena mejor terminarlo igual.

El pasado 31 de mayo del año 2001 comenzó a funcionar la Clínica Contra el Tabaquismo de la Facultad de Medicina, al principio había escepticismo y desconocimiento al respecto. ¿Qué se hace en una clínica contra el tabaquismo? ¿Necesitamos una Clínica contra el Tabaquismo en la UNAM? ¿Lograrán hacer que los fumadores empedernidos dejen de serlo?
Ahora a casi tres años de trabajo, después de haber ayudado a muchos universitarios a abandonar la adicción a la nicotina, poco a poco vamos venciendo el escepticismo inicial. En este artículo, quisiéramos compartir con Ustedes qué es lo que hacemos en la Clínica Contra el Tabaquismo. Somos un grupo de trabajo multidisciplinario, formado por médicos, psicólogos, químicos, biólogos y comunicólogos quienes trabajamos de manera coordinada para promover y facilitar el abandono de la adicción al tabaco, a través de tratamientos farmacológicos y psicológicos, previniendo mediante el diagnóstico oportuno los daños a la salud asociados con esta adicción. Todos nos sentimos altamente comprometidos con nuestra labor y tratamos de brindar nuestro mejor esfuerzo a las actividades cotidianas de la Clínica.

Se sabe que la adicción a la nicotina determina dos tipos de dependencia: Física y Psicológica; en la clínica se brinda tratamiento para ambas. Para el tratamiento de la DEPENDENCIA FÍSICA se utiliza lo que se conoce como terapia de reemplazo de nicotina (chicle, inhalador y parches) así como tratamiento no-nicotínico (bupropión), estos medicamentos se proporcionan de acuerdo al número de cigarros que la persona fuma por día, grado de adicción fisiológica a la nicotina que se evalúa a través de la escala de Fagëstrom (ver cuadro), años que lleva fumando, tratamientos farmacológicos que haya utilizado anteriormente para dejar de fumar así como medicamentos que utiliza actualmente.

Para el manejo de la DEPENDENCIA PSICOLÓGICA y bajo un programa Cognitivo Conductual, el trabajo en la clínica se basa en la Terapia Racional Emotiva que sostiene que “la mayoría de los problemas psicológicos se deben a la presencia de patrones de pensamiento equivocados o irracionales que establece el hombre acerca del mundo y de las cosas que le suceden”, por ejemplo algunos fumadores están seguros de que sin el cigarro no podrán disfrutar una fiesta o una bebida. El objetivo de esta terapia es ayudar al paciente a vencer la adicción psicológica al tabaco y mantenerse sin fumar, mediante el conocimiento de los efectos nocivos de la droga que consume, así como de las estrategias para resolver el estrés y otras emociones negativas sin necesidad del tabaco, es decir se busca sensibilizar a los pacientes sobre el daño que se ocasionan ellos mismos y que le ocasionan a las personas que lo rodean. Esta terapia considera que así como el paciente aprendió a fumar, puede aprender a vivir sin depender del tabaco.

Pero ¿qué debe hacer una persona para acudir a la clínica?. Primero estar convencido de que lo que desea es dejar de fumar y que la decisión que esta tomando es voluntaria ya que el hecho de venir presionado por circunstancias o personas sin estar verdaderamente convencido de este cambio va a reducir el éxito del tratamiento. Posteriormente deberá comunicarse al teléfono de la clínica (5623-21-02) para solicitar una entrevista la cual tiene como finalidad evaluar sobre aspectos relacionados con la adicción al tabaco, salud general, aspectos psicológicos e historia ocupacional. Dicha entrevista no tiene costo y se lleva a cabo en las instalaciones de la clínica en sus horarios de atención.

Después de la entrevista se incorpora al paciente a un grupo terapéutico formado por 15 personas máximo, estos grupos se reúnen una vez por semana, en horario matutino o vespertino, las sesiones tienen una duración de 120 minutos. Durante tres meses, que es el tiempo que dura el tratamiento, el cual está formado por 12 sesiones de trabajo, cuya función es proporcionarle al paciente conocimientos acerca de los daños físicos que ocasiona el tabaco y facilitar el proceso para que él mismo desarrolle sus propias estrategias de enfrentamiento ante situaciones de riesgo, haciendo énfasis especial en el incremento de su autoestima y motivándolo a realizar cambios saludables en su estilo de vida. Una parte fundamental de la terapia es el trabajo de equipo entre el paciente, el grupo y la terapeuta para lograr la meta propuesta: ¡DEJAR DE FUMAR!.

Este programa considera que el paciente es su propio control y que a partir de él se generan los cambios necesarios para dejar de fumar, por lo tanto la terapeuta no es quien decide como llevar a cabo dichos cambios o las estrategias a seguir, sino que a partir de una serie de alternativas que se le brindan, el propio paciente es él quien decide qué hacer y cómo hacerlo, asimismo no se establecen juicios sobre él, pero si se le invita a reflexionar sobre los daños que él mismo se hace si continua fumando.

Algunos de os temas que se tratan en las sesiones que constituyen el tratamiento de la clínica son:

  • Presentación del programa y del equipo de trabajo.
  • Bases para el tratamiento del tabaquismo
  • Manejo del Estrés.
  • Efectos del Tabaco en Aparato Respiratorio.
  • Efectos del Tabaco en Aparato Cardiovascular.
  • Alimentación sana
  • Rehabilitación respiratoria
  • Efectos del tabaquismo en los Fumadores Pasivos.
  • Prevención de Recaídas

En cada sesión los pacientes tienen un espacio para comentar sobre los cambios que se van presentando a lo largo del tratamiento tanto en el nivel físico como en el psicológico, ya que el paciente sabe que el hecho de dejar de fumar implica un cambio radical en su vida, particularmente en la forma en como la percibe, es decir, el paciente es capaz de realizar un balance entre su estilo de vida antes y después del tratamiento. Este espacio es de suma importancia ya que permite a cada paciente expresar lo que piensa y siente en un ambiente de total respeto, confianza, seguridad y confidencialidad, en el cual se sentirá escuchado y atendido tanto por sus compañeros de grupo como por el personal de la clínica.

Al término de las 12 sesiones, el paciente continuará con su tratamiento, a través de un seguimiento de 12 meses, donde asistirá al grupo de exfumadores el cual se reúne una vez por mes, con el objetivo de reforzar su abstinencia y trabajar con ellos temas de interés relacionados con dicha adicción a nivel médico y psicológico.

Por otra parte, el paciente cuenta con el apoyo médico como parte del tratamiento, el cual se complementada con estudios de laboratorio y gabinete que consisten en una Radiografía de Tórax, Electrocardiograma, Química Sanguínea completa, Biometría Hemática, Citología Nasal, Exámen General de Orina y Espirometría. En caso de detectar algún padecimiento físico, el paciente es canalizado al servicio de salud correspondiente para ser atendido oportunamente y a la brevedad posible. La labor de la clínica no es brindar tratamiento a las enfermedades de los pacientes, sino realizar la detección oportuna y canalizarlos a la mejor opción de tratamiento.

Si eres una persona que fuma, y has pensado dejar de ser esclavo de esta adicción, te invitamos a que en este nuevo año que comienza uno de tus buenos propósitos sea el de ¡APRENDER A VIVIR SIN FUMAR! Recuerda que ahora cuentas con NUESTRO APOYO.